Todos somos artistas


Me llamo Javi Ballacey, tengo 35 años y soy periodista de profesión. Desde chica fui siempre muy artista y me desarrollé en distintos tipos de disciplinas, como la música, el dibujo, la pintura, la acuarela, el scrapbook… Pero nunca tomé una aguja hasta 2016. Ese año fue tremendamente significativo para mí por que murió mi mamá y decidí que mi camino daría un giro de 180°, planteándome seriamente dejar la vida de oficina tradicional, y obligándome a respetar a mi “yo creativo” y a mi artista interior cada uno de mis días, sin tomar en cuenta las exigencias sociales o corporativas.

Mi amor por la moda, la estética y el color me llevó al bordado, fundando así mi estudio creativo Nudo Francés (www.nudofrances.com) y un estilo personal llamado “Bordado Salvaje”, que busca fomentar, a través de esta técnica, la creatividad, la autoexpresión y el desarrollo de una voz propia como artistas.

Sin tenerme mucha fe decidí un año más tarde explorar la pedrería. Pensaba que no era prolija, ni minuciosa ni paciente, pero enfrenté mis prejuicios, tomé clases y me di cuenta de que esta técnica era para mí en la medida de que yo le diera mi forma, mi estilo, mi interpretación. Luego, me especialicé en pedrería de alta costura y, si bien trabajo haciendo piezas de este tipo, solo el hecho de conocer la técnica a fondo y practicarla en mi Bordado Salvaje me ha permitido construir un imaginario propio, donde ningún elemento me está limitado y donde siento la libertad de hacer lo que siento y quiero.

Ese es mi motor y eso es lo que busco transmitir siempre en mis alumnos. Les digo “la técnica los hará libres”, porque solo una vez que ustedes conocen todo lo que pueden hacer dentro de una disciplina, son capaces de generar una propuesta única, innovadora y original. Cuando estamos limitados a seguir un estilo determinado y solo conocemos una manera de hacer las cosas, caemos en el riesgo de la copia y de hacer siempre lo mismo (que no es malo en la medida de que sea una decisión, pero lo ideal es que no ocurra porque sentimos que no podemos o sabemos hacer nada más).

PEDRERÍA: LLEVAR TUS BORDADOS A OTRO NIVEL

El descubrimiento de la pedrería como una manera de realzar los bordados, ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado y es una invitación permanente en mis talleres. Son tantos los materiales con los que podemos trabajar y encuentro increíble poder tomar una técnica milenaria y llevarla al lenguaje moderno, haciendo de ella un recurso estético que eleva cualquier tipo de pieza que estemos construyendo.

Hoy en día llevo 4 certificaciones en pedrería de alta costura y mi desafío diario es incorporar su rigurosidad en mis trabajos, que son más disruptivos y “punky” que lo que se ha visto habitualmente en esta área. Siempre fui la “oveja negra” y eso lo he transmitido a mis bordados, sin miedo ni limitaciones. El arte finalmente es eso: una interpretación propia y la capacidad de expresar quiénes somos y qué sentimos a través de nuestros trabajos. Por eso, les aseguro: todos somos artistas. Solo tenemos que creer en nosotros y desarrollar nuestro potencial.

Los invito a mis talleres de Iniciación a la pedrería en Revesderecho, donde aprenderemos no solo la técnica profesional, sino también a liberar nuestra creatividad a través de cada puntada y pieza que utilicemos. Prueben, pierdan el susto a conocer nuevas técnicas y materiales, maravíllense con todo su potencial creativo y les aseguro que su felicidad interior aumentará 1.000%. Besos a todos!!!